news

10 jul

Qué es el Growth Hacking

Probablemente habrás oído hablar del Growth Hacking y posiblemente conozcas este término gracias a las start-ups, empresas emergentes que no cuentan con un presupuesto inicial muy alto pero que lanzan su producto y crecen de manera exponencial en muy poco tiempo


Estas técnicas de crecimiento acelerado han permitido que empresas como LinkedIn, Airbnb, Spotify, Wallapop o Dropbox, entre otras, hayan alcanzado un éxito indiscutible gracias a su modelo de negocio basado en el Growth Hacking.


Aunque se trate de técnicas que se empezaron a utilizar en el mundo start-up, ya son muchas las empresas consolidadas que han optado por aplicar estos modelos en sus negocios no emergentes para acelerar su crecimiento. 


Normalmente, un equipo de Growth Hacking está formado por distintos perfiles multidisciplinares de marketing, entre los que encontramos Product Managers y Product Designers, encargados de construir una base de clientes con los que poder interactuar.


¿Qué es el Growth Hacking?

El Growth Hacking es una disciplina dentro del Marketing Digital que tiene un objetivo claro: incrementar el volumen de los ingresos de nuestra empresa con el mínimo esfuerzo posible y en un tiempo relativamente corto.

El proceso del Growth Hacking

Hay distintas formas y acciones para acelerar tu negocio dependiendo de la etapa en la que se encuentre tu lead o potencial cliente: 

1. La adquisición de nuevos leads

En esta fase debes realizar acciones determinadas con el objetivo de atraer nuevos usuarios interesados en tu producto o servicio. Para ello, puedes realizar campañas en Google, en redes sociales e, incluso, puedes utilizar el marketing de influencers para darte a conocer. 

2. La activación de los nuevos usuarios adquiridos

Una vez hayas conseguido captar la atención de tus posibles clientes debes conseguir algún dato para comunicarte con ellos y forjar una relación entre el cliente y la marca. Puedes despertar su interés ofreciéndole contenido descargable, un plan gratuito por un tiempo limitado, un vale de descuento o una clase online gratuita, por ejemplo. Utiliza cualquier tipo de material que creas que puede ser de su interés.

3. La retención de los usuarios

Después de haber convencido a un usuario y de que haya realizado una acción (rellenar un formulario, elegir un periodo de prueba, descargarse un material…) debemos hacer que deseen tener más información sobre nuestro producto o servicio o, aun mejor, que quieran probarlo. En este punto, te ayudará saber qué tipo de redes sociales utiliza, qué hábitos de compra tiene, qué le preocupa… cualquier información sobre tu buyer persona te ayudará a comprender mejor sus necesidades y a descubrir cómo le puede ayudar a solucionar sus problemas tu producto o servicio. Si aun no has definido tu buyer persona o tienes dudas de lo que es… ¡consulta este blog!

4. Convertir a cliente

Si has logrado que un usuario se interese por tu marca y crees que tu producto o servicio cumplirá sus expectativas, llega el momento de convertir y monetizar tus acciones. Para ello, asegúrate de tener una web optimizada, con una pasarela de pago atractiva y haz que tu página respire confianza para dar tranquilidad al usuario. Responde a sus preguntas y ayúdale a decidir si se da el caso. En definitiva, acompáñale en el proceso.

5. De clientes a presciptores

Philip Kotler decía: “La mejor publicidad es la que hacen los clientes satisfechos”. Esto es totalmente cierto. Si un cliente tiene una mala experiencia con tu marca o tu empresa, lo explicará a más personas que si la experiencia ha sido buena. Así pues, haz que tus clientes salgan satisfechos y se queden con ganas de volver a vivir una experiencia contigo. Si les ha gustado tu producto o servicio, repetirán y te recomendarán.

Una vez hayas finalizado este proceso, analiza todos los resultados para optimizar y mejorar la próxima vez. 

Técnicas para acelerar el crecimiento

Si has llegado hasta aquí te preguntarás… ¿qué técnicas tengo que aplicar para acelerar el crecimiento de mi negocio?

Antes de nada, te recomendamos que estudies qué técnicas utiliza tu competencia y analices qué les funciona y qué no. Esto te ayudará a tomar mejores decisiones y a centrar tus esfuerzos en acciones que puedan tener un retorno positivo. Además, es necesario que comprendas bien el ciclo de tu producto o servicio, las ventajas que presenta, los problemas y los inconvenientes.

A continuación verás un listado de técnicas de Growth Hacking:

  • Correos a modo recordatorio

    Si ya tienes una base de datos o algunos usuarios registrados en tu newsletter, puedes mandarles mensajes personalizados con ofertas, promociones o, simplemente, para felicitarles el día de su cumpleaños. Esta técnica es gratuita y acostumbra a tener muy buena conversión si consigues mostrar algo que el usuario quiera ver y le sea de utilidad. 


  • Member Get Member

    Es una técnica ideal para conseguir más clientes a partir de los que ya posees. Se basa en ofrecer a tus clientes o usuarios una recompensa a cambio de que alguno de sus amigos o conocidos realice una acción en concreto. Por ejemplo, puedes regalar 10€ a tu cliente para la próxima compra si hace que un amigo se descargue tu aplicación. 


  • Modelos Freemium y Premium

    Está táctica de crecimiento consiste en ofrecer un producto o un servicio gratis durante un tiempo determinado y cautivar al cliente. Una vez ha pasado el tiempo de prueba, la intención es que los usuarios elijan pasar al modelo Premium para seguir disfrutando de las ventajas. Un claro ejemplo de este modelo es Spotify; la plataforma musical ofrece un periodo Premium gratuito y, una vez se agota, tienes la posibilidad de elegir el plan Premium o un plan gratuito con anuncios, con muy pocas opciones y sin apenas configuraciones.


  • Aprovechar el posicionamiento de otras páginas

    Si necesitas que tu negocio se de a conocer puedes aprovechar el tráfico de distintas páginas web. Para ello, comparte información relevante y de interés en foros de tu sector, en agregadores de noticias como MktFan o en plataformas como YouTube. También puedes pedir colaboraciones a expertos de un sector en concreto y escribir artículos corporativos para su blog.


  • Sorteos

    Los concursos te facilitarán la creación de conversaciones e interacciones con tu marca y te ayudarán a exponerte a nuevos clientes. Elige un producto o servicio que pueda interesar a tus potenciales clientes y sortéalo. Para ello, puedes utilizar plataformas como Easypromos, Socialtools o Woobox. 


  • Venta de urgencia

    Esta técnica consiste en poner un precio especial a un producto y un aviso de las pocas unidades disponibles. Es una estrategia psicológica para incentivar la compra e incluso se puede adjuntar un mensaje para que el usuario vea que hay otras personas interesadas en el producto o servicio en ese mismo momento. Probablemente hayas visto esta técnica a la hora de alquilar un hotel o una casa para las vacaciones.


  • Marketing de influencers

    Una técnica muy utilizada por las empresas emergentes es el marketing de influencers. Se trata de colaboraciones en las que la marca acostumbra a regalar un producto determinado a cambio de que una persona influyente relacionada con su target market la recomiende. Aunque esta táctica esté a la orden del día, es necesario elegir muy bien con qué personas realizamos las colaboraciones y qué plataformas son las más idóneas para impactar a nuestra audiencia potencial.


  • Un proceso de registro sencillo

    Registrarse en tu web o en tu aplicación debe ser sencillo para tu usuario. Ya son muchas las empresas que facilitan este proceso integrando las redes sociales o Google para realizar un registro. 
    Si logras que el registro sea simple utilizando Facebook o la cuenta de Google, por ejemplo, tendrás más posibilidades de conseguir nuevos usuarios.


  • Materiales descargables

    Una de las técnicas más utilizadas en Growth Hacking es la de ofrecer contenidos descargables como guías, webinars, tutoriales o fondos de pantalla, por ejemplo, a cambio del correo electrónico del usuario. 


Se trata de un intercambio muy positivo para ambas partes siempre y cuando el contenido que envíes al usuario cumpla con las expectativas. 


¿Qué te parecen estas estrategias de Growth Hacking? Si quieres saber más o necesitas una consultoría para analizar qué acciones puedes realizar para aumentar el crecimiento de tu negocio… ¡escríbenos